statin drugs

La American Heart Association recientemente proporcionó un comentario exhaustivo sobre la seguridad y la tolerabilidad de los medicamentos con estatinas.

Casi 1 de cada 4 estadounidenses mayores de 40 años usa estatinas. Las estatinas son una clase de medicamentos para reducir el colesterol que reducen el riesgo de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y otras complicaciones relacionadas con el sistema cardiovascular en las poblaciones vulnerables.

El medicamento actúa reduciendo la producción de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) en el hígado, que se considera colesterol “malo” y se asocia con complicaciones cardiovasculares. Si bien varios estudios han demostrado que la terapia puede reducir exitosamente los coágulos sanguíneos y las complicaciones cardíacas asociadas, hasta el 10% de los pacientes dejaron de tomar estatinas debido a la percepción de los riesgos negativos y los efectos secundarios. Por lo tanto, es importante revisar exhaustivamente la literatura sobre las estatinas para determinar si, y cuándo, los beneficios de las estatinas son mayores que sus riesgos potenciales y efectos adversos.

En un informe reciente publicado en Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology, la American Heart Association (AHA) utilizó datos de ensayos controlados aleatorios y estudios observacionales para proporcionar una revisión exhaustiva sobre la seguridad y la tolerabilidad de las estatinas.

El informe encontró que el uso de estatinas se asocia con aumentos menores en el riesgo de diabetes y accidente cerebrovascular hemorrágico. Sin embargo, en comparación con estos mayores riesgos, los beneficios asociados con las estatinas para reducir el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares totales son significativamente mayores.

Además, no se encontró que el uso de estatinas aumentara el riesgo de cáncer, cataratas, daño hepático, disfunción cognitiva, neuropatía periférica, disfunción eréctil o tendinitis. En general, el informe recomienda que las estatinas no se deben suspender a pesar de que aumentan ligeramente el riesgo de diabetes y accidentes cerebrovasculares hemorrágicos.

Además, el informe concluye que el 10% de los pacientes que dejan de tomar estatinas lo hacen principalmente debido a quejas subjetivas, más comúnmente dolores musculares y dolor. Sin embargo, según varios estudios controlados aleatorios doble ciego, solo el 1% de los pacientes que toman estatinas que desarrollan dolores musculares y dolor se deben al medicamento en sí mismo.

De hecho, los autores argumentan que los dolores musculares y el dolor en la mayoría de los pacientes que usan estatinas a menudo no están relacionados con los medicamentos y se producen debido al aumento de la edad, la falta de vitamina D o el “efecto nocebo”, que ocurre cuando los pacientes esperar que las estatinas estén asociadas con algún tipo de daño. Se piensa que este efecto es el resultado de varias declaraciones en la prensa, informes de los proveedores de atención médica y signos del paquete de medicamentos que advierten sobre el riesgo potencial de dolores musculares y dolor asociado con las estatinas.

No obstante, la revisión de la AHA enfatiza que los síntomas asociados con el “efecto nocebo” deben tomarse en serio y que los médicos deben trabajar junto con sus pacientes para optimizar el tipo y la dosis de una estatina para minimizar los efectos secundarios negativos.

En conclusión, el informe recomienda que el uso de estatinas no debe interrumpirse a pesar de un mayor riesgo y efectos negativos adversos, excepto en una circunstancia. El informe indica que si un paciente pasa orina oscura, debe interrumpir de inmediato el uso de estatinas y comunicarse con su proveedor de atención médica, ya que esto puede ser un signo de rabdomiólisis, un síndrome raro pero grave que involucra una lesión muscular.

Aunque solo el 0,1% de los pacientes que toman estatinas experimentan rabdomiolisis, es importante conocer sus síntomas y comunicarse con su médico de inmediato. Sin embargo, además de este raro síndrome, el informe sostiene que los beneficios generales del uso de estatinas superan significativamente cualquier daño.

Escrito de Haisam Shah, BSc
Traducido de Danielle Dinally (DD)

Cita de Referencia: Newman, C. B., Preiss, D., Tobert, J. A., Jacobson, T. A., Page, R. L., Goldstein, L. B., … &Duell, P. B. Statin Safety and Associated Adverse Events: A Scientific Statement From the American Heart Association. Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology, ATV-0000000000000073.

Facebook Comments