eating nuts

Un estudio Corean hace poco publicado en Nutrition Journal evalúa la asociación entre comer frutos secos y el riesgo de cáncer colorrectal.

Cáncer del colon y el recto es una de las malignidades más comunes por el mundo, con alrededor dos tercios de nuevo casos visto en países desarrollados o de ingreso alto. Mientras genéticos tienen un papel mayor en el desarrollo de cáncer, también se he estabilizado que una dieta baja en graso pero alta en fibra puede ayudar reducir los chances de cáncer ocurriendo.

Nutricionistas consideran frutos secos como una de las comidas súper de la naturaleza, porque del hecho de su contento rico de nutrición. Las cantidades altas de ácidos grasos insaturados, fibra, vitaminas, y minerales, también como fitoquimicos y anti-oxidantes, lo hace una de las opciones dietarías más saludables. Con la incidencia aumentando de cáncer colorrectal, los investigadores quería averiguar si comer frutos secos puede ser útil en la prevención de cáncer colorrectal.

Los científicos en Corea hicieron seguimiento sobre 900 pacientes diagnosticaron con cáncer colorrectal y obtuvieron su historia dietaría. Estos pacientes fueron dados cuestionarios en lo que comieron entre 106 artículos, incluyendo tipas diferentes de frutos secos, y cómo a menudo cada fue consumido. Sus respuestas fueron comparadas a alrededor 1,800 temas de control que no tuvieron cáncer colorrectal.

De las resultas, disponible en una edición recién de la Nutrition Journal, los científicos encontraron una correlación estadísticamente significativa entre comiendo frutos secos y un riesgo más bajo de cáncer colorrectal. La presencia de cáncer tuvo una relación inversa con el consumo de fruto seco; tasas bajas de cáncer colorrectal fueron vistos entre hombres y mujeres que reportaron comiendo tres o más porciones (alrededor 45g) de frutos secos por día. Y mientras el proceso bioquímico actual atrás de este fenómeno se queda desconocido, los encuentros pueden provocar más estudios detallados en la identificación de estos factores beneficiosos.

La investigación fue iniciada en Corea, donde el consumo de fruto seco es muy alto, como están incluido frecuentemente en muchos platos y frutos secos son uno de los artículos de snack más comunes. Sin embargo, si validado, estas recomendaciones dietarías van más allá de fronteras de país y pueden ser universal. Aumentar la cantidad de comida natural ( y menos de la variedad procesada) puede por seguro resultar en beneficios tangibles. Comer frutos secos, en moderación, ya es más saludable y quizás luchan contra la cáncer.

 

Escrito de: Jay Martin, M.D.
Traducido de: Danielle Dinally (DD)

Cita de Referencia: Lee, J., et al.  “The relationship between nut intake and risk of colorectal cancer:  a case control study”.  Nutritional Journal (2018) 17:37.  https://doi.org/10.1186/s12937-018-0345-y.

Facebook Comments